1. 0

Ecoturismo

Redondo de Guayedra es un entorno 100% natural, dentro del territorio declarado Reserva de la Biosfera de Gran Canaria y a varios kilómetros del núcleo poblacional más cercano.  Cincuenta y dos millones de metros cuadrados inmersos en plena naturaleza, donde todas las actuaciones llevadas a cabo han respetado el entorno y a la vez, han recuperado lo que el paso del tiempo había deteriorado.

Junto a ello, nuestra casa vacacional y todo Redondo de Guayedra ha sido planeado y diseñado bajo parámetros ambientales y socialmente sensibles y desarrollando toda su actividad bajo los criterios del turismo sostenible:

Somos una empresa local que emplea trabajadores de la zona

Hemos rehabilitado las construcciones con materiales de la zona

Nos proveemos con agricultura local y con los productos de nuestros huertos ecológicos

Usamos vehículos electricos para los deplazamientos dentro del recinto

Llevamos a cabo acciones de reforestación para recuperar la biodiversidad autóctona

Regamos con agua que viene de las cumbres de Tamadaba y es recogida en balsas

Ofrecemos a los huéspedes la posibilidad de vivir experiencias participativas (en los huertos, con las aves domésticas...) e interpretativas (conocer la zona y sus características geológicas, biológicas, paisajísticas, etnográficas e históricas). 

Si el visitante quiere vivir la naturaleza con nosotros le damos algunas ideas... aunque estamos seguros de que cada huesped hará crecer esta lista con sus experiencias vividas aquí:

-         Sumergirse en el mar y sentir su agradable y terapéutico efecto. 

-         Saborear nuestros productos ecológicos.

-         Hacer rutas de senderismo o deporte en la naturaleza dentro de una Reserva de la Biosfera.

-         Conocer la vegetación autóctona y endémica.

  Participar en las tareas de labranza de nuestro huerto ecológico.

-         Descubrir la arquitectura tradicional canaria de antiguas viviendas recuperadas.

-         Contemplar los espectaculares paisajes de cumbre a mar. 

-         Leer, meditar o admirar paisajes espectaculares desde alguno de nuestros diferentes miradores.

-         Disfrutar de un masaje spa en la piscina o practicar naturismo en la playa. 

-         Saborear la gastronomía tradicional de la zona y de la isla y degustar nuestros productos ecologicos.

      Conocer las distintas especies animales que habitan en nuestra finca.